"Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización" Carl Sagan.


miércoles, 24 de julio de 2013

Retos UFO-ilógicos I: avistamientos que hicieron historia

Ovnis, el mito del siglo XX por excelencia.
Ovnis, el mito moderno que promete ser tan trascendente como los antiguos mitos de cíclopes, dragones y hadas (tal vez aun más trascendental, ya que en veces se afirma que los seres míticos en realidad eran alienígenas).

Sin duda alguna, el fenómeno que ha inspirado tantas películas de ciencia ficción de más o menos buena calidad (y a su vez, la ciencia ficción ha sido el alimento de tal mito) llegó para quedarse. Y aunque algunos comiencen asegurar que la ufología poco a poco está muriendo, lo cierto es que millones de personas en el mundo aún siguen con la boca abierta y sin parpadear de cosas, y casos que los ufólogos llaman siempre “enigmas sin resolver” o “enigmas que la ciencia ignora.”

Todavía es posible encontrar en librerías y bazares libros de Pedro Ferriz hablando de los extraterrestres en Teotihuacán, o la novela Caballo de Troya del conocido magufo español J.J.Benítez; Es posible evidenciar con los sitios en internet y programas de televisión  como los de History Channel (alias The PseudoHistory Channel), que las personas aún se sienten atraídas por ideas de alienígenas en la antigüedad, creyendo en la existencia de “evidencias” en frente de nuestras narices.

También es posible mirar que los verdaderos investigadores del fenómeno ovni (aquellos que lo investigan viéndolo tal cual es: un fenómeno cultural)  que día tras día exponen la mala práctica de los ufólogos. Así pues, me parece imposible decir que los ovnis han muerto o que las personas ya no les prestan atención.

Es cierto, y claro está, que hoy día ya no se reportan esas ollas voladoras que daban la extraña sensación de tener cierto parentesco con lo que se conocía en tecnología en los años 60; que ya no se escucha de raptos en naves con miles de luces psicodélicas al más puro estilo setentero, y que los monstruos estilo chupacabras de los 90’s pierden popularidad.
A pesar de todo esto, ufólogos y ufólatras siguen acusando a los gobiernos, a la comunidad científica y a las instituciones como la NASA o el SETI, de ocultar evidencias irrefutables de extraterrestres entre nosotros desde la época de los egipcios. Ante dichos ataques, los detractores piden una pizca de evidencia, algo que analizar, algo que tocar.

Los ufólogos, por su parte, citan numerosos casos de avistamientos, aterrizajes, secuestros y contactos alienígenas. Para estos, los casos como el de Roswell o el avistamiento de Kenneth Arnold se pronuncian con reverencia, casi como señalando épicas leyendas. Para los escépticos, se escuchan como casos aburridos, refutados una y mil veces.

Sin embargo, de entre los centenares de casos, sobreviven algunos célebres por tener poca respuesta de aquellos que aseguran que la probabilidad de que los extraterrestres nos visiten está entre ínfima o nula. Estos casos son los que, en mi opinión, mantienen al fenómeno ovni como un misterio perdurable, romántico y apasionante para fanáticos de Salvador Freixido o de John Mack.

Los siguientes, son los casos que hasta donde he visto, siguen siendo presentados como verdaderos con poca o ninguna oposición racional y crítica.

*Ovni en el Popo. Luego del legendario caso del ovni del eclipse, desde hace un par de décadas, el fenómeno ovni fue abrazado con emoción en México, siendo el país que actualmente goza con el récord de mayor evidencia fotográfica y en video de ovnis, ebanis y globos, digo, flotillas enteras en el cielo. No faltan los charlatanes, digo, los ufólogos de prestigio como Ferriz o Maussan, que aseguran que México es el sitio ideal para hacer contacto. Uno de los mejores lugares para filmar ovnis es el volcán Popocatépetl (o el Popo); en Octubre del año pasado, el noticiero de Joaquín López Doriga (principal programa de noticias de Televisa, y de México en general) presentó una grabación del Popo de una de las cámaras que monitorean diariamente al volcán, vigilando su actividad. 



En el video, se aprecia por cuatro segundos lo que en ufología se le conoce como nave madre. Un aparente ovni de más de un kilómetro de largo "entrando" al volcán. Los ufólogos saltaron en éxtasis al tener tan genial material a la vez que fue presentado a nivel nacional en el noticiero con más rating en el país. Debo confesar que cuando vi el video saliendo en las noticias fue "algo impactante", no sabía de qué se trataba y sin duda llamó la atención que algo como un ovni fuera transmitido en un programa "serio". Claro, esta impresión duró unos dos minutos, pues luego de escuchar la posible explicación de la astrónoma Margarita Rosado me quedé pensando en que podía haber más que solo una explicación "extraterrestre"; tal vez fue un error de la cámara (como básicamente asegura la astrónoma de la UNAM) o podría tratarse de un bicho bastante cerca.

Por supuesto, los fanáticos del fenómeno ovni prestaron poca atención a estos puntos. El video comenzó aparecer en YouTube y en blogs de ufólatras como un auténtico ovni, convirtiéndose en el avistamiento del año. ¿Qué es lo que se ve en el video? ¿Una auténtica nave madre gigante o un error de la cámara?

En primer lugar, hay que tener presente varias anomalías con esta grabación. En los cuatro segundos que se mira el objeto "entrando" al Popo, no se aprecia efecto alguno sobre la fumarola del volcán. En el noticiero de Televisa, se asegura que la cámara que grabó el video es del propio canal, cuando en realidad es una de las cámaras pertenecientes al CENAPRED (Centro Nacional de Prevención del Desastre) de la UNAM. Pero un punto aun más importante es que solo una cámara grabó ese "objeto"; no hay otra cámara que haya grabado el supuesto ovni, y no hay un solo reporte de avistamiento esa noche en el Popo, y mucho menos un reporte de haber visto un ovni en forma de cigarro que medía más de un kilómetro. Algunos queriendo defender la hipótesis de la nave madre, sugirieron que las otras cámaras que vigilan el Popo no lo captaron porque las Webcams de México (las cámaras de vigilancia) toman una foto del volcán cada 2 segundos. Entonces, aseguran, es posible que el ovni entrara al volcán en ese lapso de 2 segundos, y así llegó a la base extraterrestre dentro del Popo.

La primer respuesta que se me ocurre para personas que aseguran eso es "pásame de la que te fumaste para estar igual, ¿no?" La segunda respuesta que alguien se le puede ocurrir, ya con más paciencia y siendo imparcial, no puede ser otra mejor que la que da el periodista e investigador paranormal Luis Ruiz Noguez: 


Entre las 8:44 y las 8:45 no aparece ninguna "nave nodriza". Podrían decir que el ovni pasó dentro del intervalo de 2 segundos y por eso no lo captaron las webcams. Sin embargo, en el video mostrado por Doriga el objeto es visible por más de 4 segundos.
O sea, si realmente un objeto de las dimensiones que se presume realmente ingresó al Popo debió de haber sido captado por el resto de las cámaras, debió de haber causado un efecto físico en el volcán y debió de haber sido reportado por miles de testigos que vieran semejante cosa. Pero nada de eso pasó. Por lo que la explicación más probable, tal y como concluye Noguez, es que "sea una cuestión de pixelado."

¿La moraleja de la historia? Nunca se entusiasmen por un caso aparentemente extraño presentado en las noticias de la noche.

Véase más: Nota informativa acerca de las imágenes de un objeto luminoso sobre el volcán Popocatépetl el 20 de Octubre de 2012, informe presentado por CENAPRED; El ovni del Popocatépetl, artículo de Luis Ruiz Noguez.

*Las Luces de Phoenix. Pasando a casos históricos que en más de un foro de ovnis se sigue pronunciando como uno de los mejores casos de avistamiento, en el cuál hubo miles de testigos y un aparente encubrimiento gubernamental que cayó en el cinismo, es de las llamadas luces de Phoenix.

El 13 de noviembre de 1997 en Phoenix, Arizona, al rededor de las ocho de la noche se comenzaron a reportar una serie de extraños objetos no identificados de aparente gran tamaño. Aquella noche fue reportado un enorme objeto el cual recorrió 480 kilómetros desde la ciudad de Nevada hasta Tucson. El Acontecimiento fue entonces denominado como la noche del giganteCientos de habitantes de aquella ciudad pudieron observar en el cielo este enorme objeto de aparente forma triangular que suspendido en el cielo, presentaba entre 7 y 9 intensas luces brillantes.  Pero eso nos sería todo, pues alrededor de las 10 de la noche, se observó lo que parecía ser un objeto gigantesco sobre la ciudad. En realidad, lo único que se observaba de este segundo ovni eran puntos brillantes en la luz de la noche, los cuales fueron asociados con una gigantesca nave "estacionada" justo arriba de la ciudad de Phoenix.

La paranoia no se hizo esperar (y era algo lógico después de ser testigo de tan abrumadora evidencia de una invasión alienígena, ¿no?); los ciudadanos exigían a las autoridades respuesta ante tales acontecimientos. La autoridades militares respondieron, en un principio, que no hubo actividad aérea aquella noche. Sin embargo, mas tarde se dijo se retractaron, afirmando que una avión militar de entrenamiento había lanzado  las luces de bengalas que le habían sobrado sobre la ciudad esa misma noche. Esta contradicción no ayudó mucho  para que los ciudadanos creyeran en la autoridad,  sospechando de que se trataba de una conspiración para encubrir lo que realmente había pasado. Este caso fue en su momento desconcertante, y puso a pensar a más de uno pero, ¿fueron naves extraterrestres lo que se vio aquella noche? 

En primer lugar, veamos lo que arrojaron las investigaciones sobre el caso del ovni número 1, el ovni en forma de triángulo o "V". Este primer ovni que  muchas personas vieron en todo el estado se observó a lo largo de Prescott sobre las 8:15 pm y viajó al sur hacia Phoenix alrededor de las 8:30 y luego pasó sobre Tucson a las 8:45. Eso es 320 km en treinta minutos lo que significa la “V” se desplazaba más o menos a 640 km/h. Algunos testigos presenciales tempraneros percibieron que estaba alto en el cielo, otros juraron que estaba abajo y que se desplazaba muy lentamente. “El globo ocular es un mal instrumento para juzgar la altura de las fuentes puntuales de luz en un cielo nocturno. Simple física, sin embargo, sugiere que la V iba alto en el cielo y moviéndose muy rápido, aunque parecía que avanzaba con lentitud debido a la altitud”, afirma Antonio Ortega, investigador de la Skeptic's Society
Camino que tomó
el primer "ovni" de Phoenix
en "la noche de los gigantes".

Resulta ser que en el caso, y con el paso del tiempo, hubo muchos elementos sensacionalistas y contradictorios. Pocos medios de comunicación prestaron verdadera atención a los testigos originales, uno de los cuales tenía algo interesante que decir. El joven Mitch Stanley, localizó la “V” desde su patio trasero, y vio que se ésta se trataba de una formación de aviones. Utilizando un aumento de 60X – que, en esencia, lo puso 60 veces más cerca de la “V” de lo que las personas que sólo utilizaron sus ojos – Stanley pudo ver que cada luz en el cielo fue en realidad un par, con una luz debajo de cada ala de forma rectangular.  Los aviones aún así se veían pequeños, afirma Stanley – lo que sugiere que volaban a gran altura – y no sabía qué tipo eran. Pero no había dudas, eran aviones. El testimonio de Stanley fue presentado en Phoenix New Times por Ortega, quien también nos dice que Stanley trató de ponerse en contacto con el consejal de Phoenix y con algunos ufólogos, solo para ser ignorado deliberadamente. Pero si el primer ovni no era más que un error de percepción, ¿podía el segundo ovni reportado esa misma noche ser un auténtico caso?


Los ufólogos y ufólatras señalan que el ovni avistado al rededor de las 10 de la noche es un
En este modelo de Kanizsa
los testigos afirman ver
un triángulo blanco dentro del
triángulo delineado en negro.
caso auténtico de encubrimiento, pues en un principio la milicia aseguraba que no hubo actividad aérea esa noche, y cuando éstos vieron que el caso crecía, decidieron inventar que hubo un avión que arrojó luces de bengala. ¿Conspiración o simple mal entendido? Aunque al igual que el primer ovni, en el segundo se introdujeron exageraciones y falsos testimonios, los hechos básicos seguían en pie: una serie de luces que parecían ser pertenecientes a una nave gigante fueron vistas en la noche del 13 de noviembre justo arriba de la cabeza de miles de ciudadanos de Phoenix. Lo primero que hay que resaltar es que lo que se vio fueron luces, no un ovni gigante. Tal y como nos muestra el modelo de Gaetano Kanizsa
, podemos asociar puntos inconexos y ordenarlos de una forma en la que aparente observarse una figura mayor. O en cristiano pues, asociar esos puntos a una nave gigante es una idea existente solo en nuestro cerebro y no en el cielo de Phoenix.

Una vez aclarado esto, también cabe aclarar que actualmente está más que demostrado que esa noche sí se arrojaron luces de bengala sobre la ciudad. Dos meses después del caso, oficiales de la base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, cercano de Tucson, mencionaron un error en el libro de registros  (un error y no una conspiración), y confirmaron que pilotos A-10 de la guardia  Nacional Aérea de Maryland lanzaron señales luminosas cuando realizaban ejercicios de entrenamiento  cerca de Phoenix.

Aquí "ovnis" similares a los vistos en la noche de los gigantes. Lo que algunas personas parecen no comprender, es que las fuerzas armadas utilizan diferentes tipos de luces de bengala, incluyendo algunas capaces de durar varios minutos suspendidas en el aire.

La prensa y los otros medios de comunicación, solo alimentaron el mito en vez de destruirlo. Por ejemplo, se dijo que la “V” no emitía sonido, cuando entrevistas que Antonio Ortega hizo, afirman que se escucharon los ruidos de los aviones.

Se dijo también que en el caso de la “V” no se detectó en el radar. “Ninguno de los investigadores ovni se molestó en pedir las cintas de la FAA en Albuquerque, cuyos funcionarios en el momento me dijeron que sólo conservan las cintas de 11 días. Por lo tanto, nunca vamos a saber lo que las imágenes de radar mostraron esa noche” afirma Ortega. Y el investigador de Skeptic Magazine continúa:"cintas de video tomadas por los observadores desde elevaciones más altas en el Valle vieron las bengalas durante un período de tiempo mayor que los que se encontraban en los lugares más bajo, lo que confirma que las bengalas cayeron detrás de la Cordillera Estrella." En Octubre del 2011 Phoenix volvió a ser testigo de luces extrañas, pero la explicación a estas, igual que a las reportadas en el 97 es bastante terrenal.

Véase mas:  The Phoenix Lights Explained (Again), artículo de Antonio García, traducido al español en Ahuramazdah.

*Foo Fighters. Se lo que están pensando, pero no, los foo fighters en ufología son una cosa totalmente distinta a los geniales anormales de la banda de rock alternativo del mismo nombre. Por foo fighter se entiende una serie de avistamientos extraños reportados en las batallas aéreas de la Segunda Guerra Mundial. Estos casos representan un auténtico enigma de la historia, en el que probablemente nunca sabremos con absoluta certeza sobre qué se trataba este fenómeno (lo cuál, no significa que se deba dar crédito a la hipótesis extraterrestre).



El investigador mexicano del fenómeno ovni Leopoldo Zambrano Enríquez nos relata cómo y cuándo se reportaron los primeros casos: 


El relato que inicia los reportes de este tipo sucedió, según algunas fuentes, el 27 de Noviembre de 1944.
El piloto norteamericano Teniente del 415 escuadrón de caza nocturna de los Estados Unidos, Donald J. Meiers oriundo de Chicago, en 1944 volaba en un avión Beaufighter en una misión de penetración durante La Segunda Guerra Mundial en Alemania acompañado del Tnte. Ed Schlueter (piloto), y Fred Ringwald (Inteligencia); cuando de pronto observó dos "bolas de fuego" volando a la par y muy cerca las alas de su avión a una velocidad superior a 480 Km. por hora. Las "bolas" desaparecieron minutos después.

El avistamiento fue publicado, según nos narra Zambrano,  el 2 de Enero de 1945 en "The New York Times", donde textualmente Meiers describe el incidente:
Bolas de fuego rojo aparecieron y flanquearon nuestras alas mientras volaban a la par nuestra. Un segundo tipo de bola se desplazaba, en línea vertical de a tres, delante de nosotros, y un tercer grupo de cerca de quince luces iba a distancia, con señales que se encendían y apagaban.

Meier y sus colegas adoptaron a estos objetos como "foo fighters", y estos fueron reportados de 1944 a 1945 por ambos bandos, lo que descartaba aparentemente un engaño o exageración por parte de los gringos. Japoneses, escandinavos, ingleses y norteamericanos reportaban más o menos el mismo fenómeno. 

Debido al transcurso del tiempo y la vaguedad de los testimonios es bastante difícil establecer qué fue lo que se reportó en los cielos de guerra. Las hipótesis son variadas, y van desde errores de percepción o confusión con estrellas o con el planeta Venus, hasta hipótesis más elaboradas, sustentadas más o menos en la evidencia histórica. Algunos han señalado que tal vez "el fenómeno podría estar basado en la mala interpretación del procedimiento estándar de la Luftwaffe según el cual ciertas baterías antiaéreas cercanas a los aeródromos alemanes disparaban por las noches proyectiles luminosos a intervalos regulares, para facilitar la navegación visual", tal como nos dice Zambrano Enríquez.

Una hipótesis más sugiere que tal vez se trataba de un arma secreta de la Luftwaffe llamada feuerfighter. Sin embargo los historiadores sospechan que esta no es más que una leyenda urbana, debido a que jamás se ha encontrado evidencia que corrobore la existencia de esta hipotética nave. Otros más sugirieron que los avistamientos nocturnos de foo fighters pudieron haberse debido a un avión nazi llamado Messerschmitt Me 163. Pero tal y como nos explica Zambrano "el Me 163 era completamente inadecuado para operaciones nocturnas ya que sólo tenía combustible para pocos minutos (totalmente insuficiente para entrar en contacto con un enemigo de noche), no llevaba ningún radar de interceptación aerotransportado, y carecía de todo el equipo de vuelo nocturno que habría sido vital para hacer sus característicos aterrizajes nocturnos."


¿Pudieron haber seido los misteriosos rayos esféricos los
causantes de los avistamientos de foo fighters
en las batallas aéreas de la Segunda Guerra Mudial?

Otros más aseguran que tal vez se trató de un fenómeno conocido como rayo esférico, un fenómeno físico poco conocido (considerado hace no mucho como un mítico fenómeno paranormal) que puede durar varios minutos y luego desaparecer. Una variante de esta hipótesis sugiere que se trataba de descargas eléctricas generadas en las alas de los aviones, algo parecido al fuego de San Telmo

Por último, una de las hipótesis más simple propone que los foo fighters no fueron más que espejismos e ilusiones provocados por la reflexión de luz originada en el plástico curvo de la carlinga de un avión, y percibirse por lo tanto como imágenes sobre el horizonte, un fenómeno que ha sido identificado como la explicación de ciertos avistamientos de ovnis desde los aviones.

Haiga sido como haiga sido, lo cierto es que estos casos permanecen como "no identificados", no porque se piense que hayan sido auténticos avistamientos de naves extraterrestres, sino porque a estas alturas, cualquier evidencia de cualquiera de estos avistamientos en la guerra probablemente desapareció ya.

Véase más: Foo Fighter, entrada de la Wikipedia en inglés.

*Triángulos voladores. Por triángulos voladores (conocidos en el mundo anglosajón como black triangle) se entiende un tipo de ovni oscuro de forma triangular (no me digas) que suele ser reportado siempre de noche; desde finales de los años 80 se vinieron avistando en EEUU y Reino Unido principalmente, aunque hay otros avistamientos famosos como los descritos en la gran oleada ovni de Bélgica de 1989-1990.


La única fotografía de un triángulo volador
en la oleada ovni belga, resulta ser un fraude.

Mientras que para los ufólogos les parece fascinante el ver un nuevo tipo de nave extraterrestre nunca antes inventada vista, para los antropólogos les debe parecer interesante que las naves extraterrestres cambien cada vez que hay nuevas tecnologías terrestres. Así, parece curioso que los triángulos voladores empezaran a ser reportados justo en la misma época en que aviones con apariencia triangulas como el Stealth B-2  y el F-117 comenzaron a ponerse a prueba (al principio en secreto, como toda arma nueva).

La mayoría de los casos carece de evidencia verificable, pero sí abundan numerosos testigos de un mismo avistamiento. Sin embargo, como sabemos, la evidencia anecdótica no demuestra nada y en tal caso solo sirve para llamar la atención a los investigadores, poniéndolos alerta sobre un potencial hecho.

Ejemplo de esto fue la ya mencionada oleada ovni de Bélgica. Los ufólogos aseguran que esta es una de las historias de avistamientos más documentadas, con mayor número de testigos; aseguran que este caso no pudo tratarse de una confusión con los aviones secretos de forma triangular porque en Bélgica ni EEUU ni Inglaterra realizaban pruebas aéreas con dichos aviones "fantasma." Por tanto, según esto, el caso es inexplicable. Todo esto suena de maravilla, hasta que alguien pide alguna prueba que corrobore los testimonios.

Leslie Kean, una periodista que se volvió leyenda con un libro de ufología, asegura que hay que ponernos en los zapatos de los ciudadanos belgas en un tiempo en que no había celulares con cámara para sacar instantáneas en algún acontecimiento importante. Sin embargo, lo que Kean no parece recordar es que en aquel entonces estaba de moda tener cámaras de video y fotografía. Es extraño que no exista video alguno en el que las masas vieron ovnis triangulares. Tal y como señala Kean en su obra UFOs: Generals, Pilots, and Government Officials Go on the Record, solo existe una sola fotografía del caso; fotografía que por cierto, es considerada por muchos fanáticos del fenómeno ovni como una de las pruebas más claras.

En realidad, la fotografía, hasta hace poco anónima, fue supuestamente tomada en Petit Rechain, Bélgica en 1990. Kean y otros ufólogos señalan la importancia de ésta pues fue sometida a "estudios" por científicos destacados como un físico de la NASA que fueron incapaces de detectar manipulación en la foto. Pero la fotografía en sí es engañosa, ya que no presenta referencia alguna del supuesto ovni suspendido en el cielo. Bien podría tratarse de un juguete sobre una mesa azul marino. Y parece que se trata más o menos de esto, cuando en 2011 el noticiero belga RTL entrevistó a "Patrick" (hoy se sabe que su nombre es Patrick Marechal), el autor de la fotografía, quien confiesa que se trata de un fraude


El ovni de Petit-Rechain no es una nave espacial de una galaxia distante, es un panel de poliestireno pintado con tres puntos... Se ha logrado engañar a todo el mundo con un tonto modelo de espuma de poliestireno.
Confiesa "Patrick", desilusionando a miles de seguidores del fenómeno ovni. Pero no lo suficiente como para que estos acepten que los ovnis son un mito de la cultura popular. El grupo belga UFO COBEPS, aunque aceptó públicamente que la fotografía del triángulo es un engaño, asegura que esto no necesariamente invalida el resto de los avistamientos. Lo que nos lleva a la pregunta, si los ovnis estaban volando alrededor de Bélgica hace veinte años, ¿por qué no hay una sola fotografía auténtica o un video de ellos? cuestiona en su blog Bad UFOs Robert Sheaffer, escritor y miembro fundador de la subcomisión para la investigación OVNI del Comité para la Investigación Escéptica (CSI).

Los casos de triángulos voladores, aunque fascinantes en principio, muestran la misma naturaleza de los inventos avistamientos de platillos voladores. La tecnología extraterrestre es bastante similar a la tecnología terrestre así como a las tendencias en ciencia ficción (lo que sugiere una clara influencia de estos elementos para los "nuevos" ovnis), la cantidad de pruebas es ínfima o casi nula, y las pocas evidencias que se dan o no son concluyentes o se descubren como simples estafas. La explicación ante los avistamientos de estos ovnis, van desde un error de interpretación con aviones secretos como el B-12 hasta confusión por sesgos causados por la pareidolia y el efecto Gaetano Kanizsa, descrito anteriormente.

Véase más: Black Triangle (UFO), entrada de la Wikipedia en Inglés; Black Triangle, entrada de la RationalWiki; "Classic" UFO Photo from Belgian Wave - the Hoaxer Confesses, artículo de Robert Sheaffer en su blog Bad UFOs.

Estos casos siguen despertando especial interés en la fanaticada del fenómeno ovni, y magufos descarados como Maussan siguen proclamándolos como auténticos casos "irrefutables". Muchos, aun podrían asegurar que estos casos no están resueltos porque algunos no pueden ser desmentidos o aparentan ser misteriosos (como los foo fighters o los triángulos voladores). Si usted puso atención al artículo, debió de haber notado que siempre usé "aparente" en cursiva, justamente para señalar que lo que aparenta ser no necesariamente resulta ser. Ante estos casos aparentemente enigmáticos, nunca está de más el recordar que la carga de la prueba recae en quién afirma, no en quién cuestiona. Así que si usted considera que alguno de estos casos en un verdadero caso de visitas espaciales (o tiene alguna evidencia de otro caso) deberá tomarse la molestia en demostrar su afirmación.

 De modo que si bien, es cierto que no tenemos suficiente evidencia para dar por cerrado y resuelto estos casos, es igualmente cierto que eso no implica que la hipótesis más razonable sea la de extraterrestres asustando a la gente.

Lo verdaderamente irrefutable en todos estos, es que su estudio resulta más en profundizar sobre la mente y las creencias humanas que sobre el conocimiento de vida en otros planetas.

SI TE INTERESA ESTE TEMA

*El blog, Bad UFOs, del investigador Robert Sheaffer, se publica de forma periódica las últimas noticias sobre avistamientos de ovnis, ufología y pseudociencias.

*El sitio web Ian Ridpath's UFO skeptic pages, muestra contenido de calidad sobre el fenómeno ovni, escrito por Ian Ridpath.

*El ensayo The Natural Phillosophy of Flying Saucers, de R. V. Jones, muestra una reflexión filosófico-crítica sobre el fenómeno cultural que representa la ufología.

*El blog El Detractor, de Martín Fragoso, expone de forma clara los principales casos de ovnis presentados en México.

*El blog La mentira está ahí fuera, es uno de los principales blogs de escepticismo en español en el que se exponen los fraudes de ovnis más recientes.

*El blog Marcianitos Verdes, del investigador Luis Ruiz Noguez, posee una de las bases de datos sobre historias de ovnis más completa que existe en español.

4 comentarios:

  1. en el caso del ufo en 1997 en Phoenix ...lo que afirmas que son luces de bengala es insostenible no pueden ser luces de bengala por que las luces de bengala cuando son lanzadas no se quedan suspendidas por tanto tiempo y no forman una figura regular si no todo lo contrario son dispersas y se mueben en diferentes direcciones... e aqui una imagen donde se comparan

    http://3.bp.blogspot.com/-8GtXYkIbSJI/UgwkQPnkhcI/AAAAAAAAGCQ/VqFDULqckRk/s640/008flares.JPG

    ResponderEliminar
  2. Sigo esperando respuesta pinche escéptico de mierdita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, pero me pareció tan cómica la comparación que haces, que decidí dejar el comentario ahí, esperando a ver si por tu propia cuenta podías ir e investigar un poco más sobre luces de bengala militares. Perdona, creo que he sido bastante ingenuo.

      http://elescepticodejalisco.blogspot.mx/2013/07/retos-ufo-ilogicos-i-avistamientos-que.html?showComment=1408553069103#c36091415559902389

      Eliminar
    2. Nota: perdona, repetí el enlace por error. Puedes volver a leer la parte de las luces de Phoenix y ver la imagen nueva que agregué, y de paso, meterte a investigar por_tu_cuenta en los enlaces recomendados.

      Eliminar

Para consultar más rápido